22 marzo 2007

Este fin de semana ha tocado visita a Barcelona. Salimos el sábado por la tarde, puesto que esta vez nos quedábamos hasta el lunes.
El sábado según llegamos aprovechamos para ver a Víctor y llevarle corriendo a la calle Call, porque yo tenía que cambiar una cosilla en SARA (una tienda de manualidades). Aprovechando que estábamos por allí, fuimos a Bilbao Berria, que es una taberna vasca, de las que ahora hay tantas, que te dan un plato y tu te vas cogiendo los pinchos y al final para la cuenta ven cuantos palillos tienes en el plato y lo que has bebido..
Nos gustó mucho, tienen unos pinchos muy buenos.


El domingo por la mañana fuimos a visitar la torre Agbar, teníamos la visita a las 12 (que tampoco es cuestión de madrugar en domingo). Vaya pasada!!! Nos explicaron que la forma de la torre es un geiser y por ello las tonalidades cerca de la tierra son rojas (magma) y cuando más sube el agua se va poniendo más azul o blanco en la cúpula.
La visita tiene 3 partes, primero visitas el auditorio decorados en negros, grises y colores rojizos (se comprende que eso es el núcleo), luego se visita una planta de oficinas (vimos la 2ª planta). Una pasada, con tanta luz, todo tan nuevo, tan limpio... (Igualito que las oficinas de Adeslas, que todo se cae a cachos....).
Por último subimos a la última planta, donde está la cúpula. Es una auténtica pasada... Todo blanco, con muchísima luz...
Nos regalaron un folleto y un DVD.


Para la hora de la comida, fuimos a Can Cabassa Castaño, un restaurante que conocían los padres de Fran. La comida estuvo fenomenal todo muy bueno, pero como sólo éramos 6 (puesto que la hermana de Fran, su marido y los niños no fueron a la comida) y la mesa era tan grande... nos sobraba espacio por todos los lados...


El domingo por la noche fue el concierto de Loreena Mckenitt, que era el motivo del viaje... A mi me pareció un concierto bastante soso, puesto que nadie cantaba ni bailaba... Tampoco la música acompañaba... Era todo más bien del tipo medieval...

Lo que más me gustó fue la decoración del escenario que estaba muy chulo, con telas y luces colgando y también los instrumentos, porque había un par de ellos que parecían sacados de una peli de Robin Hood o algo por el estilo... Pero debo confesar que un par de cabezadillas en alguna lenta sí que di... pero fue culpa del calor más que nada...
Hubiera preferido un poco más de interactuación con el público... porque habló 3 veces o así, pero muy bajito...
Vamos, nada que ver con los conciertos a los que a mi me gusta ir... Está visto que Fran y yo en cuestión música no coincidimos mucho, la verdad...
El lunes aprovechamos para correr un poquillo por San Cugat, lo malo es que hacía mogollón de aire y no se podía correr bien. Aprovechamos a comer en Sarriá y luego para el aeropuerto y para Madrid...
Quedé con mi padre que nos fuera a buscar al metro de Campo de las naciones (tuve que pedirle por favor que no apareciera por la T4...) y nos llevaron a casa.. (qué majos). Además aprovecharon para darnos unas bolsitas con verdura...
Una lavadora, ordenar las cosas que nos hemos traído de Barna y a la camita...
El resto de la semana, como siempre… Este sábado tengo planeado ir a correr a la Casa de Campo (la ruta de la valla) y por la tarde tendremos visita de Nino, Fabiola y Juanjo.
Juanito ya ha dejado caer que quiere pollo al nenuco y el postre de la espuma de yogur…. Bueno, a ver qué tal….
Ciao
Taureta.

1 comentario:

franchie dijo...

y la ruta de la valla se hizo realidad. jojojojo. es el preludio de lo que espera. la media ya estaaaa aquiiiii.
creo que las piernas nos van a matar a ostias del curro que le vamos a dar en una semana. pobresitas. pero como somos unos champions vamos a reventar la carrera. oooeeeee.quien se viene a animarnos?